¿Que incluya algo verde en el desayuno..??

Aunque pueda sonar muy raro, cada vez más especialistas recomiendan unos desayunos muy diferentes a las recomendaciones
que estábamos acostumbrados anteriormente. En el post anterior ya dijimos que si no te apetece desayunar  pronto solo almorzar sobre las 11, no es mala opción, cada uno tenemos que escuchar a nuestro cuerpo. Ahora,  hemos de analizar porqué no tenemos hambre: si cenamos mucho puntualmente, no tenemos hambre por la mañana. No hablamos de esto. Hablamos del caso cuando alguien cena normal, ni poco ni mucho, tiene una digestión normal, y al levantarse no le apetece tomar nada sólido, quizás solo agua, agua con limón, una infusión, un café, etc. Si estas son las señales del cuerpo, hay que escucharlas y respetarlas. Sin embargo cuando sí que tenemos hambre y desayunamos, a la hora que sea, hemos de tener en cuenta que después de  muchos años de investigación sobre las enfermedades cardiovasculares y la  diabetes ya muchos  expertos  coinciden que en vez de muchos carbohidratos, es más aconsejable introducir en el desayuno proteínas y grasas saludables. Esto se traduce en menos cereales de desayuno (que  en su versión que se adquiere en los supermercados son  tipicamente trigo o maíz con azúcar  y aditivos), menos tostadas con mermelada y menos cruasanes y más huevo duro o revuelto, más aguacate, más nueces  o avellanas. Y si lo queremos hacer muy pero muy bien, quizás una hoja de espinaca, rúcula o canónigo con aceite de oliva y especies.  Si, algo verde para desayunar  está muy bien.