EL azúcar no es el único enemigo en los chuches, hay otros..

Muchos les decimos a nuestros hijos que si comen muchos chuches se estropearán sus dientes por la cantidad de azúcar que contienen. Y esto es correcto, pero no solo por la cantidad, sino por el tiempo que el azúcar permanece en el esmalte, ya que no se lavan los dientes cada vez que tomen chuches. (Si lo hicieran, se podría salvar algún que otro diente..) Los dientes no son los “únicos” que sufren al tomar azúcar refinado con frecuencia, sino todo el sistema inmunológico, endocrino y digestivo también.. si la ingesta es continua.

Sin embargo, la mayoría de los chuches también lleva varios aditivos innecesarios y potencialmente peligrosos, principalmente varios colorantes. Solo, para que los chuches tengan más gracia y que se vendan mejor, los fabricantes añaden aditivos que potencialmente dañan al organismo de nuestros hijos. Hay varios colorantes que se ha demostrado ya que favorecen la falta de atención y la hiperactiviodad en niños sensibles. Y hay algunos que algunos países ya han prohibido o estudian su prohibición. ¿Para que esperar varios años hasta que potencialmente se demuestre de varios aditivos más su potencial peligrosidad?

Aqui un listado no exhaustivo de los colorantes, sin embargo no os proponemos aprenderlos. Lo que os proponemos es que si veís muchos números E, no compréis el producto, o si ya lo estáis adquiriendo habitualmente, informaros de los colorantes concretos que lleva para ver si hay necesidad de cambiarlo o no.

  • E-102 Tartracina
  • E-110 Amarillo ocaso FCF, amarillo anaranjado S
  • E-127 Eritrosina
  • E-129 Rojo allura
  • E-132 Indigotina
  • E-133 Azulbrillante FCF
  • E-150c Caramelo amónico
  • E-150d Caramelo de sulfito amónico
  • E-154 Marrón FK
  • E-155 Marrón HT
  • E-161g Cantaxantina
  • E-180g Litolrubina