Si notas picor en la garganta

Si notas picor en la garganta o empiezas a estornudar sin parar y actúas rápido, puedes ahorrarte una semana o dos de resfriado. Sin recurrir a medicamentos tenemos muchas armas de toda la vida de la botiga de la abuela.Hoy destacaremos tres remedios muy básicos: el jengibre, el propoleo y el tomillo.
El jengibre se puede tomar fresco y en polvo. Cuando estamos resfriados necesitamos calor. El jengibre según la Medicina Tradicional China es “caliente” cuando es seco en polvo y es “tibio” cuando es fresco, así que se recomienda tomar el polvo en una infusión con limón si está resfriado.
El propoleo es ideal para todo lo que afecta desde la nariz hasta el pulmón, así que en caso de mocos, dolor de garganta y tos. Si encontráis un preparado que lleve propoleo y echinacea al mismo tiempo, mejor.
El tomillo es una excelente planta medicinal para combatir afecciones respiratorias por sus propiedades expectorantes y antisépticas. Uno de sus usos más populares es la infusión: hierves una cucharadita de tomillo durante 5 minutos y lo dejas reposar. Si quieres añade medio limón exprimido. En ningún caso agregues azúcar, si te apetece endulzarlo, hazlo con un poco de miel ( vigila qué miel compras, hablaremos de esto en el próximo post). Si no puedes hervir el tomillo (porque estás en la oficina etc.), pero tienes el aparato de hervir el agua, simplemente echa agua hirviendo encima del tomillo y déjalo reposar.


No Comments Yet.

Leave a Reply