¿Comes sano pero no estas contenta con tu salud? (III)

Los cuatro primeros consejos que dimos para gestionar mejor las enzimas fueron tomar en cada comida algunos alimentos crudos, tomar cada día algún alimento fermentado como yogur, kéfir, chukrut, masticar muy bien e tomar cada día algún alimento especialmente rico en enzimas. Hoy continuamos con las recomendaciones y vamos a abordar el tema de los alimentos que contienen inhibidores de enzimas. Hoy en día ya mucha gente presta atención a la comida sana, evita las grasas trans, los aditivos y toma frutas y verduras crudas sin embargo ignora la importancia de reducir la ingesta de los llamados anti nutrientes que inhiben la función de las enzimas. ¿Qué son los antinutrientes? Los antinutrientes son compuestos naturales o sintéticos que se encuentran en varios alimentos y que interfieren en la absorción de vitaminas, minerales y otros nutrientes.
– Muchos alimentos procesados contienen inhibidores de enzimas e incluso alimentos que se consideran sanos pueden ser inhibidores de enzimas.
– Las fuentes naturales son principalmente granos, judías, legumbres, claras del huevo, la familia de nueces, y las fuentes sintéticas son principalmente conservantes, harina blanca tratada químicamente, edulcorantes sintéticos, aditivos, etc..
– También encontramos antinutrientes en raíces, verduras, hojas, frutas, aunque la cantidad que contienen es más pequeña y la mayoría de las veces los beneficios de tomarlos compensan su efectos nocivos.
Una manera muy útil de reducir los antinutrientes es activar estos alimentos, que quiere decir ponerlos en remojo o germinarlos. Esto contribuye a que los nutrientes beneficios que están bloqueados por los antinutrientes se puedan desbloquearse y ser más biodisponibles para el cuerpo.


No Comments Yet.

Leave a Reply