Aromas naturales en la lista de ingredientes

Cuando compramos un producto que indique entre sus ingredientes aromas naturales nuestra reacción podría ser positiva ya que no suena muy sospechoso. Al fin y al cabo son naturales.
A veces solo vemos la palabra aromas, pero a veces incluso se describe el origen del aroma. Por ejemplo uno que se esta utilizando con frecuencia es la pectina y esta puede parecernos perfectamente natural. Sin embargo muchas veces no es el ingrediente el problema sino su manipulación y procesado.La pectina por ejemplo viene de la piel de cítricos, sin embargo durante su procesado se usan solventes sintéticos como etanol, isopropanol o hexano, que ya son lejos de ser naturales y acaban “participando” en el producto final. Por ejemplo en varios yogures. Conclusión: si tienes que escoger entre un producto que lleve “aromas” y uno que no, casi mejor el segundo.