¿Puede afectar al comportamiento no beber suficiente agua?

Ya sabemos que la deshidratación afecta a la concentración, pero ¿somos conscientes de que también afecta al comportamiento? ¿Qué queremos decir con esto? Si nuestros hijos no beben suficiente agua, a corto plazo pueden tener problemas de capacidad cerebral que afecta sus estudios, sus notas y al mismo tiempo pueden llegar a tener problemas de comportamiento. ¿A qué no se nos ocurre pensar que nuestro hijo puede estar irritado por que no había bebido suficiente agua? Pues podría ser una de las causas. No cuesta nada revisar las costumbres de hidratación de nuestros hijos para salir de dudas. Sabemos que hay niños que beben muy poco agua incluso en casa, en estos casos hemos de insistir más. Hay que empezar el día con un vaso de agua templada e ir ofreciendo agua inmediatamente al llegar a casa. Y otra cosa no menos importante: las bebidas gaseosas y los zumos de frutas envasados no sustituyen el agua.

Artículos relacionados encontráis en la Categoría Hidratación