¿Beben nuestros hijos suficiente agua?

Continuando el artículo sobre hidratación y escuelas, insistimos que los profesionales de la salud están cada vez más preocupados por la hidratación de los niños en edad escolar. Se sabe que la deshidratación reduce la capacidad de concentración, pero aparentemente esta información no ha llegado a nosotros, los padres y a las escuelas. Muchos pensamos que si los niños no piden agua es por que no tienen sed ya que ellos todavía tienen la capacidad de detectar bien las señales del cuerpo y por lo tanto no tenemos que insistir en la hidratación… pedirán cuando tengan sed. Pero esto es falso por dos razones. Primero por que no hay que esperar hasta la sensación de sed ya que una deshidratación de 1-2% que todavía no se nota ya puede causar falta de concentración. Y segundo por que los niños tienden a dar prioridad a otras actividades como jugar con los amigos incluso si tienen sed. Es normal que no entiendan su importancia. Lo tenemos que entender nosotros e ir inculcando estas costumbres gradualmente hasta que crezcan suficientemente para entenderlo.

Artículos relacionados encontráis en la Categoría Hidratación